La Diputada Federal por Nayarit, María Geraldine Ponce Méndez; dio a concoer que pese a que la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, fuera suspendida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en la Cámara de Diputados se aprobará la reducción prevista a los salarios de la alta burocracia, dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019.

“Percibir tres, cuatro o cinco veces más que el propio Presidente es estar en contra de un proyecto de nación que busca hacer de la austeridad republicana un nivelador de las enormes desigualdades sociales y económicas que fracturan al país. Es querer usar el presupuesto de todos los mexicanos para servirse de él, no para servir a la sociedad”, detacó la legisladora.

La Ley reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución, por la cual se topa el sueldo del presidente de la República (108,000 pesos netos) y se establece que ningún servidor público de la Federación del ramo Ejecutivo, Legislativo o Judicial podrá ganar más de esa cantidad; explicó la Legisladora, ‘La austeridad va’.

“La acción de inconstitucionalidad contra la Ley de Remuneraciones, fue elaborada, redactada y cabildeada por los propios ministros de la Suprema Corte, entonces; hoy son jueces y parte, sabemos hacia donde va a esto; sin embargo y aunque se resistan, habrá austeridad republicana”; destacó Geraldine Ponce.