La competencia entre empresas farmacéuticas que impulsa la compra consolidada de medicamentos 2018-2019, encabezada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), logró disminuir los precios de los antirretrovirales que sirven para el tratamiento del VIH.


Los proveedores que participan en la licitación pública hicieron ofertas que permitieron adquirir este medicamento en 1,300 pesos por unidad, cuando el precio máximo de referencia establecido por el IMSS en el estudio de mercado era de 1,628 pesos, es decir, que se logró un descuento del 20.15 por ciento.

Con esta compra se generaron ahorros por 167 millones de pesos, lo que garantiza la adquisición de un mayor número de piezas en beneficio de la población con este padecimiento. Además implica un ahorro de 387 millones 416 mil pesos respecto a la cotización más alta recibida en la investigación de mercado.

En otros años este producto se había adquirido a precios superiores debido a que se trataba de un proveedor único, pero para este año gracias a la apertura del mercado y la competencia entre los ofertantes se han logrado ahorros sustanciales que beneficiarán a todo el sector salud.

Los procesos de la compra consolidada iniciaron en octubre y en ellos participan 43 organismos: 5 dependencias federales, 15 secretarías de Salud de los Estados y 23 Hospitales de Salud del ámbito federal con el objetivo de adquirir los medicamentos, material de curación y vacunas para cubrir las necesidades de todo el 2019.

Desde su implementación en el 2013, las compras consolidadas han dejado importantes ahorros al sector salud por casi 17 mil 500 millones de pesos, de los cuales 10 mil 500 millones han sido para el Seguro Social, lo que además ha permitido la adquisición de más productos para hacer frente a la demanda de servicios de salud.